Contribuye al buen funcionamiento del sector bancario y de la economía en su conjunto.