La comunicación efectiva influye en el desarrollo de la institución como fuente generadora de una cultura y clima estables, que conlleva grandes beneficios.